Red Mexicana
de Recursos Hídricos
Recuerda siempre que no estás solo, que Dios y su infinito poder te acompañan y son el instrumento para que puedas realizar, lo que él mismo te ha pedido. No desfallezcas, haz tu parte humana, y pide al Señor los elementos y recursos que necesitas. Él no te abandonará, y escuchará con amor tu súplica. (Pbro. Ernesto María Caro).